Entrevista de Kristen con Harper's Bazaar UK (Junio) + HQ

1 Comments

Scans

imagebam.com imagebam.com imagebam.com

UHQ con etiquetas

imagebam.com imagebam.com
 imagebam.com

HQ sin etiquetas
imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.comimagebam.com 




Scans:

imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com

Una reunión con una estrella de Hollywood usualmente incluye una gran habitación en un hotel cinco estrellas y un nivel de ceremonias que el Sun King reconocería. Así que, ¿qué hace a Kristen Stewart venir sola a un pequeño y cómodo café de Los Feliz, en distrito tranquilo de Los Ángeles; quién se queda hablando conmigo por tres horas; y cuando nos vamos, trata de pagar la cuenta de mi descafeinado y su café con leche y almendras? Y esto viniendo de una actriz con una reputación de ser difícil y hostil en sus entrevistas.

Stewart se ganó esa reputación cuando la fiebre de Twilight estaba en su punto. Ella actúa desde que tenía nueve años de edad, pero nada la preparó para la histeria global que acompañaba la torturada relación de Bella Swan con el imposiblemente guapo vampiro, Edward Cullen, interpretado por su novio en la vida real, Robert Pattinson. A la edad de 18 años, Stewart fue empujada y perseguida, atropellada, acosada, cada comentario y vestuario sometido a fuerte escrutinio en todo el internet. No es raro verla aparecer con guardias de seguridad en las alfombras rojas y conferencias de prensa.

"Tener toda esa energía humana a tu alrededor y luego ser críticamente analizada es obviamente desarmante," dice ella ahora, encorvada sobre su café. "Controlar situaciones me pone muy nerviosa. Es que no se que va a pasar. Así que lo que las personas veían es lo que pasa cuando estás aterrorizada. Me sudan las palmas, me tiemblas las rodillas, no creo que pueda mantenerme en pie sobre mis tacones respiro con dificultad, me siento nerviosa. Estaré muy nerviosa y luego mi cuerpo hace algo para calmarme y me canso mucho y yo solo..." y se derrumba sobre la mesa.

Stewart claramente necesitaba fuerzas. Algo de esto viene dentro de: "He puesto un pie hacia atrás y perdido un poco el control. Ahora, solo me deslizo, aunque aún hay algunas cosas con las que me sigo poniendo nerviosa. Sigo invirtiendo mucho en mi persona. Puedes sentarte conmigo en una entrevista de cinco minutos en cámara y realmente enojarme. No es difícil hacerme enojar." Pero además, ella aprendió a tomar ventaja de la moda. "Comencé en situaciones que eran foráneas para mí, sesión de fotos, fotógrafos famosos, tener que lidiar con diseñadores. Me sentía un poco fuera de lugar y joven. Y recuerdo haber conocido algunas de las peores personas que te puedas imaginar. Chupadores de almas, degolladores de gargantas de la moda, totalmente unos Diablos Vestidos de Prada.

Y además también conocí algunos que fueron muy respetuosos y naturales y creativos e involucrados. Cualquiera que conocí en Chanel fue maravilloso, y trabajar con ellos ha sido increíble," Así que, ¿la alta costura de Chanel es tu armadura? "Definitivamente." Karl Lagerfeld es, para ella, "un fuente" de conocimiento sobre todo. "Como alguien de afuera, pensé, 'probablemente él sea locamente pretencioso'; pero es lo opuesto de lo que asumirías. Es gracioso y rápido y puede hablar contigo sobre lo que sea, desde películas de acción hasta de las fuentes de Romain, o ser un excelente fotógrafo o terminar una situación con mucha delicadeza."

Su relación con la casa de moda se intensifico durante la filmación de Clouds of Sils Maria, una gema hecha película, la cual fue apoyada por Chanel donde Stewart interpreta a Valentine, la enigmática asistente de una famosa actriz Europea interpretada por Juliette Binoche. Escrita y dirigida por Olivier Assayas, y grabada en su mayoría en Suiza, retrata la fama, soledad, envejecimiento y el complejo fluir de la relación entre mujeres. "Estaba intimidada, con toda honestidad," dice Stewart sobre la experiencia. "No solo estaba fuera de mi elemento cultural, pero trabajar con una de las más renombradas actrices francesas de todos los tiempos. Así que fue un rápido proceso de probar a ella y a mi misma también, supongo. Entre la primera reunión, o compartes ese brillo o no lo haces. Y nos amamos mutuamente."

Valentine tiene que proteger a su jefa, Maria Enders, de los paparazzi (Valentine se refiere a ellos como 'cucarachas', que además es el término que usa Stewart para referirse a la prensa amarilla), quitar el papel celofán de los jarrones con flores de los cuartos de hotel, leer sus lineas con ella, sacarla borracha de los casino y maniobrar con las llamadas telefónicas de su ex-esposo y su abogado. El tercer personaje en el film es la joven estrellas, Jo-Ann Ellis, perseguida por fanáticos y fotógrafos, cuya vida, en términos de escándalo y atención de la prensa, refleja la vida de Stewart misma. "Encuentro muy gracioso el hecho de que, por pura coincidencia, fui como el agregado de ironía para algunas de esas líneas," dice Stewart. Originalmente se suponía que iba a interpretar el papel de Jo-Ann, interpretada por Chloë Grace Moretz, "Pero eso no fue aceptable para mí ni por un segundo," dice ella. "Es un gran papel, pero no tendrías la ironía. Estaría interpretando una versión sensacionalizada de mi misma, por decir algo sobre lo ridículo que sería eso. Pero interpretar el papel más suave, periférico y observador fue muy satisfactorio, obviamente. Amaba tanto las palabras que sonría por dentro." La experiencia de ser una celebridad - desarraigada y alienada, mimada, centro de atención y solitaria, es, dice ella, "muy exacto. Obviamente, eso lo se muy bien."

Stewart ganó un premio Cesar, la primera actriz Americana en lograrlo. "Creo que ha creado un poco de conciencia por aquí," dice ella. "Justo antes de los Oscars, lo vi en todos lados," lo cual quizá ayude a progresar a las películas en los Estados Unidos. Su otro film reciente, Still Alice, fue galardonada en los Premios de la Academia cuando su madre en la pantalla, Julianne Moore, ganó el Oscar a Mejor Actriz por su interpretación de una profesora de Lingüística que padece de las primeras etapas del Alzheimer. Desafío a cualquiera a verla sin llorar, y Stewart dice: "Le dices a alguien sobre la historia y todos se ponen la mano en el corazón. Es un film devastador." Su personaje, Lydia, es la hija menor de Moore, una aspirante a actriz y comparte sus escenas más dramáticas con su madre. "July realmente es una genio. Ella entiende el proceso de filmación de un modo que respeto. Hay una gran afinidad al trabajar con ella. Y eramos un equipo muy bueno. Nunca dejábamos de hablar."

Hay actores que pretenden nunca leer su propia prensa [cuando escriben sobre ellos]. Stewart no es una de ellas. "Quiero saber qué está pasando," dice ella. "Absolutamente. No soy el tipo de persona que no lee críticas. Termina el proceso," ella además también se Googlea, "si estoy nerviosa sobre un vestido o algo. No quiero salir sin saber que están diciendo las personas sobre mí. Cuando los comentarios sobre mí empezaron a salir, eso no fue nada encantador, pero eso es un recuerdo muy, muy distante. No me importa ni una mierda lo que algún niño en Montana esté escribiendo sobre mí. Pero si me gusta saber qué se dice en general, solo porque muy rara vez tengo lo oportunidad de interactuar con ello, por las preguntas que me preguntan."

Ella hace debida diligencia - y algo de ella no debe ser agradable de leer. La larga y privada relación de Stewart con Robert Pattinson terminó en 2012 cuando ella fue fotografiada con el esposo de la super modelo Liberty Ross, Rupert Sanders, quien la dirigía en Snow White and the Hunstman para ese entonces. Más recientemente, la relación de Stewart con su asistente personal, Alicia Cargile, quien es ahora productora de efectos especiales, ha estado bajo escrutinio. Fotografías de ellas dos tomadas de la mano en una playa de Hawaii ciertamente cariñosas. Pero los observadores quizá esté invirtiendo en estas imágenes con más significante por una tendencia de comparar a los personas en pantalla de Stewart con su vida privada. Ella ha escogido, en ocasiones, interpretar personajes sexualmente ambiguos. Su excelente interpretación de la estrella de rock Joan Jett en The Runaways, que incluye escenas de amor con Dakota Fanning y en Clouds Of Sils Maria, la relación de Valentine con Maria, al menos, contiene bastante anhelo tácito.

"No busco engañar a la gente," dice Stewart. "Gravito alrededor de personajes con los que no tengo que alejarme mucho de mi misma para interpretarlos. Naturalmente, suelo vivir en el área gris de la vida. No encuentro lógico el definir las cosas con claridad - no tiene sentido para mí. Así que hay una ambigüedad que fui capaz de interpretar con mucha naturalidad en ambas películas." Pregunté si ella piensa que la sexualidad es fuente, es fluctuar, un espectro. "Absolutamente. Si. Eso es algo a lo que me atengo. Algo que siento."

Esa ambigüedad también tiene algo que ver con su elección al vestir. "Necesito un delineador negro, me siento rara sin eso. Pero o me gusta estar muy sexy o locamente andrógina," dice ella. "No me gusta tener el cabello arreglado, nunca. Hay algo al respecto que me hace sentir como si estoy usando un disfraz. Mientras pueda tener mi cabello como normalmente es, puedo hacer todo en pleno." Hoy ella está del lado más andrógino del espectro, en una camiseta manga corta de rayas, una cadena gruesa de plata alrededor de su delgado cuello, un nuevo tatuaje de un detalle de Gernica, una de las pinturas de Picasso en su antebrazo derecho, respondiendo preguntas graciosamente, inteligentemente y con una sinceridad absoluta. Y esto es lo que sorprende más sobre ella: Está totalmente con la guardia baja. Tanto así que no puede ni mantener una expresión para decir una mentira: "Diría que es muy obvio cuando digo una mentira que ni siquiera es mentira."


En entrevistas, siempre encuentra algo sobre un film que puede elogiar, dice ella, así que "solo debo enfocarme muy bien en lo que sea que este BIEN. Si no conecto con el director, hablaré sobre la gran relación que tuve con el equipo," O, como último recurso, "el servicio de comidas fue increíble, nos alimentaron muy bien en la película." No que los servicios de comida no sean particularmente especiales, aunque Stewart ama cocinar, ella puede, dice ella, "comer terriblemente por largos periodos de tiempo. Puedo cenar en estaciones de gasolina." No soy consciente de su peso fluctuando, pero ella dice, "soy un poco más grande que la talla única cuando estoy comiendo hamburguesas de queso y soy feliz y ando cómoda. Si estoy estresada o trabajando, rebajo mucho. Mi peso y mi sueño están atados a mi sistema nervioso. Algunas veces duermo 12 horas en la noche y algunas veces simplemente no duermo por un par de meses. Soy una persona pequeña, pero si estoy destrozada adelgazo demasiado. Pero luego si estoy realmente feliz... disfruto comer inmensamente y me gusta una coma de vino tinto."

Para llegar a tener una forma 'fenomenal', ella necesita un mes y un entrenador personal, pero puede estar bastante en forma en dos semanas simplemente haciendo flexiones. "Si no estoy en buena forma, puedo hacer 10. Si trato de estar en forma, me dejo y hago 20 cada media hora en un día. Puedo hacer 250 flexiones en un día, lo que es bastante impresionante. Pero soy competitiva. Siempre soy la niña que hace pulseadas con sus amigos y hace malabares con cuatro en vez de tres y dice, "¿Puedes encender este encendedor con tu meñique? Yo puedo."

Sus papeles en Clouds Of Sils María y Still Alice son ambas, actuaciones cerebrales y tranquilas. Pero Stewart es una heroína de acción también. Ella recuerda ir con otros 100 jinetes por una playa de Gales durante la filmación de Snow White and the Hunstman: "Mis dos pies estaba fuera de los estribos y me rompí el pulgar y tenía los nudillos blancos, y al final, ellos dijeron, '¡Eso estuvo genial! ¿Podemos hacerlo otra vez?' Y yo dije, 'Nop. Casi me morí allí ahorita.'" ¿Sobre cómo se rompió su dedo? "Golpeando un enano o algo," dice inexpresiva.

Stewart tiene un gusto por la comedia: casi admite que su papel en el nuevo proyecto de Woody Allen, junto a Jessie Eisenberg y Bruce Willis es alegre, pero dijo: "Solo leí el guión una vez con alguien sentada afuera de mi casa esperando a que se lo devolviera. Así que imagino que no tengo permitido contarte sobre de qué trata. Pero me siento honorada de trabajar con él. Me siento bastante suertuda. No todo el mundo necesariamente tiene esta oportunidad." Además ella tiene un pequeño papel en la nueva película de Ang Lee, y está claramente relajada con el hecho de ser o no ser la protagonista. "Mi única reserva al hacer pequeños papeles," explica. "Es si me están poniendo como factura [para vender] o algo así y estoy solo en tres escenas. Es inapropiado y vergonzoso." Comenté que pueden haber algunos actores que pelean por no salir en los trailers. "Es una peculiar situación en la que estoy," ella concuerda. "Estoy segura que Jennifer Lawrence, dice, que si hace un papel pequeño en una película, o Emma Watson, es la misma cosa."

Las compañías claramente usan estas tácticas para hacer más dinero y con buenas razones. En 2012, Stewart era tan rentable que por cada $1 gastado en un film donde ella estuviese, ella ganaba $40. "Eso solo con Twilight," dice ella encogiéndose de hombros. "Es la única película que he hecho que hizo dinero. Quiero decir, un par de otras han estado bien, pero es [Twilight] es la única [que le ha dado mucho dinero]. Ahora estoy en la lista y ahora puedo darle luz verde a los proyectos." Con respecto a qué quiere hacer después: "Me gustan las grandes películas americanas cuando son buenas." La industrias de Hollywood puede, dice ella, "ser fructífera pero es un juego riesgoso todo el tiempo y toma mucho de tu tiempo y energía, y podría dejarte sin nada." Hacer películas independientes, aunque "es igual en todo el mundo. Todo el mundo la hace sin ninguna razón más que el impulso y la compulsión de crear y eso es increíble y lo adoro. Es puro. No es para hacerte famoso o rico. La fama es lo peor del mundo. Especialmente si es sin sentido. Cuando las personas dicen, 'Quiero ser famoso,' - ¿Por qué? Si no haces nada."

Ya sea si está pintando grandes cosas abstractas con acrílicos o tomando fotos en su garaje, o escribir poesía libre, haciendo bricolaje con un guión o preparándose para dirigir su primer corto, Stewart es una creadora. Y lo que más ama de los films es ser parte de un equipo. El único momento en que se vuelve temperamental en el set es cuando, ella dice, "no sin razón. Si alguien no está tratando bien a alguien más me siento rectamente en posición de decírselo. He trabajado con algunos hombres - directores y directores de fotografía - que se vuelven ridículos, y están todos llenos de ego." Su primer ejemplo de cómo una mujer debe estar en un set fue Jodie Foster, cuando hicieron Panic Room juntas cuando Stewart tenía nueve años y, "lo que era importante era que las personas fueran tratadas bien. Ella era una matriarca madura y cuidaba de todos."

Trabajar con mujeres fuertes es una gran atracción para Stewart. "Trabajo mejor con mujeres," dice ella. "He aprendido inmensidades de entre los hombres y ser inspirada por hombres, pero creo que las mujeres, inevitablemente, tienen que trabajar un poco más duro para ser escuchadas. Y hay ciertas cosas que las mujeres logran para que las escuchen que son únicas para ellos." A Stewart le gusta pensar de ella misma como maternal también, una madre. "Si, ya soy así con mi pequeño grupo de amigos. Eso espero. Me gusta cocinar, amo a mis perros, me gusta estar en casa. Creí siendo una persona solitaria, pero la naturaleza de ser super reconocida significa que es fácil disfrutar la vida en casa."

Pregunté si ella cree que Hollywood es sexista y ella casi gritó a mi grabadora: "¡Oh mi Dios, esquerosamente! Asquerosamente. Es loco. Es ofensivo. Es loco." Ella está orgullosa del discurso de Patricia Arquette en los Oscar y dijo: "Recientemente, recibí un par de ofertas que son risibles. '¿Voy a hacer esta película? ¿Venderé esta película? Y no me van a pagar, ¿pero lo harás? ¿Que mierda?" Los Oscar son una plataforma, una caja de jabón. Cuando vi a Patricia estaba como, '¡Si! Quizá me defienda por mi misma un poco más." Porque hay cierto punto en el que estoy como, 'para una chica, estoy está realmente bien.' Y eso no puede seguir." Pregunte si algunos de los actores masculinos trabajan con pena por ella. "Oh no, ellos están como: '¡Woo hoo!" porque van a tener más dinero por el mismo trabajo.

Es cuanto a sexismo degradante, Stewart dice que no lo ha sentido: "He tenido mucha suerte. Nunca me he sentido usada por algún director o explotada." Esto quizá en parte porque toda su familia trabaja en películas. Ella es nacida en LA, su mamá es supervisora de guiones y directora, su padre es productor de TV, y un set de filmación es como sentirse en casa [para ella]. Es además también porque la actitud de Stewart para filmar escenas de sexo es refrescantemente relajante. "No me importan," se encoje de hombros. "Solo las odio cuando no son algo natural. Ahí es cuando son grotescamente incómodas. En Twilight tuvimos que hacer la escena de sexo más épica de todos los tiempos [cuando Bella Swan por fin se casa con su guapo vampiro]. Tenía que ser trascendente y de otro mundo, inhumana. El mejor sexo que te puedas imaginar y estábamos como, '¿Mierda. Cómo cumples con esa expectativa?' Estábamos muy conscientes de eso, Rob [Pattinson] y yo y los productores. Fue una agonía. Lo cual apesta, porque quería que fuera lo mejor. Además de eso, las escenas de sexo son igual que cualquier otra escena." Cuando pregunto si puede hacer diferencia estar desnuda [en la parte de arriba] o acostada debajo de alguien, ella protesta: "No, honestamente, creo que somos unos locos auto avergonzados sobre el sexo. Yo solo pregunté cuando una actriz se atrevió finalmente a hacer una escena en una película cuando mostró sus senos y eso no se había echo hasta ese momento e incluso ella solo lo hizo por el prestigioso papel y esta bien para hoy en día porque es clásico y estoy como, 'Oh Dios, gracias por revelar al mundo tus tesoros.' Digo, 'Déjenlos entrar.' Todo mi problema es como cerrar la distancia entre tú y tu audiencia y tú y tu papel. Creo que las personas están un poco apegadas y raras sobre eso."

Y bueno, uno de las menos apegadas y personas raras en Hollywood se levanta y rápidamente deja el café, totalmente inadvertida. Lo cual es, cuando piensas en ello, uno de los actos más trascendentales de todos...

Clouds Of Sils Maria se estrena en todo el mundo el 15 de mayo.

Traducción: Rori C. - Robward and Krisella - STAFF.
Fuente #1 #2 #3 #4 #5 #6 #7 #8
Vía


Quizá también te interese...

1 comentario :