Review The Guardian de Clouds of Sils Maria

1 Comments
Cerca del borde de la claustrofobia... Binoche y Stewart en Clouds of Sils Maria



Entretenido melodrama de Olivier Assayas, se aplica el bálsamo en la final del festival de cine de Cannes No. 67. Durante los últimos 10 días, los dignatarios visitantes han sido sometidos a escenas del alcoholismo y la tortura, el incesto y el yihad. Clouds of  Sils Maria, sin embargo, está aquí para  reafirmar los principios fundamentales. Y dice a los invitados que el gran arte vale la pena la lucha y que los actores son una raza noble, muy por encima de lo ordinario. No es de extrañar que quienes la vieron terminaron en aplausos.

Si la película de Assayas finalmente cae apenas por debajo de ser gran arte en sí mismo, es por lo menos generosamente en escena y jugó con convicción; como un exuberante A- lista renacimiento de material B - lista bastante cutre. Juliette Binoche como titular, Maria Enders, un talento luminoso en la mediana edad temprana que una vez llegó a la fama actuando 18 años de edad como Sigrid, en un drama lésbico alabado. Ahora, un director pez gordo quiere escenificar la obra, esta vez con María en el papel de Helena, la amante amarga y quebradiza mayor. María se resiste pero el director insiste. "Sigrid y Helena son una y la misma persona", explica. "Y porque fuiste Sigrid, sólo tu puedes representar a Helena."

Naturalmente, María se da un rival joven advenedizo en forma de Jo-Ann (Chloe Moretz), una estrella de Hollywood, recién salida de rehabilitación. Sin embargo, Assayas está realmente más interesado en la dinámica entre María y Val (Kristen Stewart), asistente personal de la actriz, quien trabaja con su iPhone con una mano y su BlackBerry con la otra. La relación aquí es bellamente dibujada con Stewart, quien vuelve a demostrar que es una artista fabulosa que puede estar lejos de la sombra de Crepúsculo. Ella es fuerte y ágil; ella está a la altura de Binoche. Sentarse a cenar, en una escena reveladora, Val califica a su jefe como una snob y afirma que las fantasías de gran éxito pueden ser igual de válidas a su manera, como dramas realistas sociales establecen en las fábricas o en las granjas. Maria arquea una ceja delicada. Una vez más, ella no está convencida.

Es inmediatamente evidente que estas dos mujeres son muy cercanas, en la frontera de la claustrofobia. María y Val se aman y viven juntas, pero su amistad nunca ha estado en condiciones de igualdad. El paso de un cigarrillo de ida y vuelta, se procede a ensayar el viejo juego hasta el punto donde destaca y define las tensiones de funcionamiento entre ellas. Val,  nos damos cuenta, es el verdadero Sigrid en esta película.

Assayas es un director ágil, juguetón y confiado, cuya ecléctico cuerpo de trabajo ha abrazado esta sátira mercurial (Irma Vep), drama de época (Sentimental los Destinos) y la emoción terroristas (Carlos). Él es un hombre de éxito y demuestra que aquí, tanto en los buenos como en los malos caminos, Clouds of Sils Maria se siente como la realización de películas integrados. Se trata de un estudio de la élite artística de un miembro totalmente desembolsado, una historia que resulta un poco demasiado tolerante con los pavos reales acicalándose en la cumbre y demasiada poca sinceridad desdeñosa del fondo de los alimentadores (hacks, paps y trolls de Internet) de abajo. La película nos da todo sin la mordida, y sin la angustia. Pero lo compensa con una calidez, compasión y autoridad propia.

Assayas sabe lo que está haciendo; estamos en manos de profesionales. El guión ha sido pulido y los artistas ensayado. El escenario está listo para una pieza de la felpa de teatro a ver este festival fuera. El director descorre las cortinas con un chasquido satisfactorio.


Traducción: RobwardandKrisella



Quizá también te interese...

1 comentario :

  1. Aplausos para ti Kristen! Has impresionado, no cabe duda. No he leido nada negativo de tu actuacion, todo lo contrario. No necesitas una sombra a tu lado para superarte, la tuya propia es suficiente. Esa ovacion te reconfirmo.

    ResponderEliminar